litoral 12/03/2019

Las zonas afectadas en enero serían foco de un nuevo fenómeno hídrico

 

El relevamiento detalla el cuadro de situación para marzo, abril y mayo. Anticipan precipitaciones “localmente más intensas que lo normal”. 


La provincia de Corrientes se recupera aún del fenómeno registrado en enero, cuando las lluvias dejaron zonas pobladas y rurales completamente anegadas y en situación de emergencia hídrica. El cuadro de situación marcó registros hídricos importantes, que ocasionaron pérdidas millonarias en materia de producción.

En ese marco, se elaboró recientemente un informe para el próximo trimestre, que, si bien da cuenta de una “situación normal” en la actualidad, no se descarta un fenómeno similar al de inicios del año en las zonas que ya sufrieron por las lluvias.

El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) dio a conocer el informe emitido por el Instituto Nacional del Agua (INA)  sobre “Posibles escenarios hidrológicos en la Cuenca del Plata durante el período de los meses de marzo, abril y mayo de 2019”. El informe señala que “los resultados de diversos modelos de pronósticos muestran condiciones neutrales, pero es probable el desarrollo del fenómeno leve El Niño durante el otoño e invierno del año en curso”.

Para el Litoral y cuencas de los ríos Uruguay, Iguazú, no regulada del Paraná  y media-baja del Paraguay se esperan lluvias normales a por encima de lo normal. En tanto que en la cuenca alta del río Paraguay y del Paraná en territorio brasileño se esperan lluvias dentro del patrón de normal. Durante el trimestre se registraría un gradual retorno a la normalidad en los niveles del río Paraná medio e inferior y en los cursos del delta. El río Paraguay continuaría su evolución próxima a lo normal, mientras que el río Uruguay podría tener nuevos repuntes significativos en su cuenca media.

En febrero se presentaron nuevamente dos zonas bien diferenciadas de comportamiento de las lluvias: normal a por encima de las normales en el norte de la Cuenca del Plata y por debajo en el centro-sur, lo contrario a los 2 meses anteriores. Se produjeron eventos de lluvias en el extremo norte del Litoral, cuenca alta del río Paraguay, Iguazú, alta del Uruguay y del Paraná en territorio brasileño, con anomalías de más de 100 milímetros. En tanto que en el centro-sur del Litoral y cuenca media-baja del río Uruguay se dieron los mayores déficits de lluvias.

Con ese panorama, el dato desalentador del informe da cuenta de la posibilidad de “la ocurrencia de eventos de precipitación localmente más intensa que lo normal sobre el centro y norte de Argentina durante el transcurso del próximo trimestre, pudiendo complicar las zonas recientemente afectadas por las inundaciones o excedentes hídricos”.

Comportamiento del Paraná
La situación hidrológica en la región varió entre enero y febrero últimos. En ese sentido, el informe señala que el nivel del Paraná en Corrientes fue de 3,80 metros el 1 de febrero y su nivel mínimo 2,55 metros el 21 de febrero. El 28 de febrero fue de 2,76 metros.

La escala de Goya comenzó a registrar una bajante, con un nivel de 4,40 metros  el 1 de febrero. Alcanzó un mínimo de 2,98 metros el 23 de febrero. El 28 febrero había ascendido levemente a 3,10 metros, tendencia que se mantuvo a la fecha.

Los niveles en el río Paraná en territorio argentino, incluyendo el delta, evolucionarán dentro de la franja normal de oscilación esperable para esta época del año. Se prestará especial atención a la posibilidad de repuntes significativos desde el río Iguazú.


Fuente: http://diariolarepublica.com.ar