relevamientos 04/10/2021

Festival de Manguruyúes en el Alto Paraná

 

Con la llegada de la primavera y con un río en una altura muy por debajo de lo habitual, una vez más visitamos el norte correntino en búsqueda de los gigantes de Paraná.


Esta vez con la invitación de Cabaña Puerto Paraíso Itá Ibaté partimos hacia el alto Paraná sabiendo que la pesca estaba muy buena en algunas especies de cuero, como de surubíes y especialmente la presencia del majestuoso manguruyú, que se estaba dando en gran cantidad y en buenos tamaños.

La LLegada

Para acceder a la provincia de Corrientes, las exigencias debido a la pandemia fueron certificado de vacunación con al menos una dosis, o testeo negativo con no más de 48 hs. de realizado en test, al momento del ingreso.

Itá Ibaté nos esperaba con un clima templado, con mínimas no inferiores a 14 °C y máximas rondando los 30 °C. Días despejados y vientos suaves que predominaron desde el sector este y sudeste. El río, aunque muy bajo, veía un leve “repunte” de unos 20 cm en los últimos días y se ubicaba en los 40 cm en el puerto de dicha localidad.

Embarcacicones Cabaña Puerto Paraíso

Ésta vez el encargado de acompañarnos en las jornadas de pesca, sería Jorge, un experimentado guía del excelente staff de guías con los que cuenta Cabaña Puerto Paraíso.

Equipo de Pesca Argentina (Ezequiel Fusero y Sergio Revilla)

Si bien se venían dando días de excelente pique de los gigantes de cuero como en manguruyú y algunos surubíes, estábamos dispuestos a probar diferentes modalidades, puesto que se veía una notable actividad de dorados de buen tamaño, los que por el momento parecían no tener interés en alimentarse.

Modalidades y Equipos

Con equipos de 15-30 lb, multifilamentos entre 0.18 y 0.25 mm y señuelos de media agua iniciamos el primer día haciendo trolling en la zona de puerto Gallino. También intentamos el pacú encarnando con salame sin tener resultados en la jornada.

A pesar que nosotros prácticamente no realizamos esta actividad, aclaramos que se produjeron importantes capturas en la modalidad trolling, en varias embarcaciones de Puerto Paraíso. Los más destacados fueron las especies de cuero, como manguruyúes de buen tamaño y surubíes manchados, que en un caso y a ojo de experto, superaría ampliamente los 45Kg.



El equipo de Pesca Argentina estaba particularmente interesado en el manguruyú, por lo cual, armados con los aparejos apropiados y dotados de una buena cantidad de “miñoca” (lombriz de tierra de gran tamaño) nos disponíamos a pescar.

Encarnando con Miñoca

Anclados en los bordes de los pozos más profundos de esa parte del alto Paraná, nuestras pesadas plomadas de alrededor de 90 gr penetraban aguas torrentosas.

Comienzan las Capturas

La jornada transcurría sin sobresaltos sobre nuestra embarcación, sin embargo a escasos metros de nuestra posición Carina y Gustavo, una pareja de la localidad cordobesa de Monte Maíz que también estaban disfrutando de sus vacaciones en Puerto Paraíso, realizan 2 capturas fenomenales.

Pesca de Gustavo

Pesca de Carina

Primero Gustavo, “pincha” un lindo manguruyú y minutos después de la liberación, le tocó a Carina, quien pasaría los próximos 40 minutos batallando con una bestia de las profundidades. Con gran felicidad, Carina, devolvía este hermoso ejemplar.



La tarde caía y nos dirigíamos a la costa, en donde una vez más la gastronomía de Puerto Paraíso sería la protagonista indiscutida.

Gastronomía de Cabaña Puerto Paraíso

Gastronomía de Cabaña Puerto Paraíso

Con un día soleado, iniciábamos la que sería una jornada con gran cantidad de embarcaciones y muchísimo movimiento sobre las aguas itaibateñas, a tal punto que los pique que se suscitaron ese día se dieron por la mañana, previo a que se intensificarán los sonidos de los motores que hacían pasadas incesantemente.

Como decíamos, la jornada vería gran cantidad de lanchas haciendo trolling sobre la cancha de pesca, de tal manera, que los que intentábamos la pesca anclados con carnada, empezamos a buscar alternativas para salir del tumulto y del tráfico de cancha. Fue así que la embarcación de Puerto Paraíso que transportaba al equipo integrado por Lauri Acosta y Juan de Mad Fishing, se ubicaba aguas arribas e inmediatamente luego de anclar, empezaron a tener piques y realizaron muy buenas capturas mientras se iban las últimas luces de la tarde.

Lauri Acosta y Juan de Mad Fishing

Nuestra pelea con gigantes

El tercer día comenzaría con suerte. Ya con menos embarcaciones navegando, pudimos anclarnos cómodamente y poco tiempo después, la respuesta de un cachorro de manguruyú  hacía tensar el multi de una de nuestras cañas. Y luego de las fotos, devolvimos rápidamente a este hermoso ejemplar.

Primer Manguruyú de Sergio Revilla

Contentos, volvimos a la boya e iniciábamos la espera bajo el ardiente sol del mediodía.

Unos “golpeteos” en la punta de la caña hicieron que Sergio (Revilla) fije su vista e interrumpa abruptamente la conversación. Lo que inició como pique sutil, se convirtió inmediatamente en una llevada estrepitosa, Jorge soltaba la lancha y comenzaba la pelea.

Pique de gran Manguruyú con Sergio Revilla

Por el momento parecía que el pez se entregaría fácilmente, y luego de una breve “plantada” empezó a emerger de las profundidades

Acompañado de un “borbollón” de burbujas conocíamos al protagonista de la jornada… un hermoso manguruyú de generosas dimensiones, subía a la superficie y luego de percibir nuestra presencia, nos “dio el lomo” y huyó nuevamente a la oscuridad de la profundidad en una corrida preciosa.

Las emociones a flor de piel y entre llevadas y sonrisas, subimos a la bestia para así poder hacer las fotos las que sin dudas quedarán entre los más lindos recuerdos, inmortalizando aquel momento que vive en la memoria de todos los que somos pescadores deportivos.




Hasta el último minuto...

Caía la tarde y a nuestro lado, otra embarcación de Puerto Paraíso “estallaba” en gritos mientras peleaban con un “doblete” de cachorros; uno de manguruyú y uno de surubí pintado.

Doblete de Manguruyú y Surubí

Con la melancolía del retorno, el sol desaparecía sobre el horizonte y mientras comenzábamos a pensar en acomodar nuestros elementos para la vuelta, la “chicharra” de unos de los reeles cortó el silencio de la tarde.

Para aquellos que soñamos con las capturas del alto Paraná, sabemos que la ilusión de la una gran pesca no termina hasta que sacamos el aparejo del agua, y como sucedió en este caso,  en el último instante del último día Ezequiel (Fusero) comenzaba su pelea con un manguruyú.

Pesca de Manguruyú al atardecer con Ezequiel Fusero



Balance sumamente positivo:

Como podrán ver, Itá Ibaté está en un gran momento de la pesca ya que todas las lanchas lograron muy buena cantidad y calidad de capturas durante nuestra estadía. Y junto al gran servicio de  Cabaña Puerto Paraíso podemos vivir un momento único. No solo por la posibilidad de pescar gigantes, sino fundamentalmente por disfrutar de una excelente gastronomía, alojamiento con pileta, amplias embarcaciones con servicio de abordo y todo lo que hace a un verdadero “all inclusive” de la pesca.

Embarcaciones de Cabaña Puerto Paraíso

Cabaña Puerto Paraíso - Itá Ibaté

Agradecemos profundamente a todos los que hacen Cabaña Puerto Paraíso, por la calidad, calidez y la excelencia de su servicio hasta en el más mínimo detalle.

Muchas Gracias !!

Sergio Revilla y Ezequiel Fusero
Producción y redacción: Ezequiel Fusero
Fotografía y video: Sergio Revilla y Ezequiel Fusero
Edición de video: Sergio Revilla




Especies mencionadas en esta noticia


Pesca de Manguruyú Manguruyú (Zungaro zungaro y Paulicea lutkeni)

Pesca de Surubí manchado Surubí manchado (Pseuplatystoma coruscans)








Síguenos en Facebook
Síguenos en Instagram