generales 13/03/2019

Pejerreyes de buena calidad muy cerca de nuestra ciudad

 

En la Laguna Barrancas, a 130 kilómetros de La Plata, la pesca se presenta inmejorable. Un pesquero con buena infraestructura.


Como todo pescador, arrancamos muy tempraninto, junto a Miguel Corrado, hacia la Laguna Barrancas, en un día gris y con pronósticos de lluvia, pero lo bueno es que se anunciaba vientos de 12 a 18 km, ya que en esta laguna si no hay movimiento de agua, el pique del pejerrey es nulo. Cuanto más oxigenada es el agua, mejores portes salen. En el camino paramos en el km 110 para aprovisionarnos de unas excelentes mojarras, donde nos atendió el señor Julio. La carnada que elegimos, fueron mojarras grandes, porque en este mes de Marzo, de temperaturas un poco elevadas, el dientudo está a la orden del día, en mucha cantidad. La porción de mojarras sigue a 100 pesos.

Una vez arribados a la localidad de Lezama, al llegar a la YPF doblamos hacia la derecha por la ruta 57, y tras recorrer 11 km tomamos el camino que va a Barrancas, arribando tras 6 km de tierra colorada en excelente estado, pese a las grandes lluvias.

Nos encontramos con el ingreso a la laguna, la cual en su entrada tiene un gran cartel indicador.

El pesquero hoy cuenta con una excelente infraestructura, botes en alquiler, parrillas, mesas, y alquileres de motores 2 HP y 5 HP nuevos, con todos los elementos de seguridad para embarcarse. Una vez introducidos en el agua y con los equipos ya armados con cañas de 4,30, multifilamento de 0,14 o naylon del 28 mm y anzuelos números n°1 , líneas con boyas de distintos tamaños, colores claros, y bajadas a 10 cm, emprendimos viaje por la laguna, hacia el norte, ya que el día se presentaba con mucha nubosidad y fuerte viento del sudeste. Nuestro primer punto fue garetear la zona del centro de la laguna, a 10 cm de profundidad. En esta zona durante 1 hora de gareteo continuo obtuvimos pejerreyes, muy vigorosos, robustos y los cuales costaban acercar a la embarcación. Un pejerrey muy sano, entremezclados también salieron mucho dientudo, podemos decir que por cada pejerrey, sacamos unos 10 dientudos.

Nos sorprendieron gratamente los excelentes portes que tiene la laguna, a sólo una hora de nuestra ciudad. Navegamos nuevamente hacia la zona de juncos, ya que el viento aumentó y la laguna estaba ideal para buscarlos entre los juncos. Anclamos, en un limpión cerca de la zona de las compuertas, apenas comenzaban las líneas a garetear, a los 30 metros, ya teníamos piques de portes de pejerrey que algunos superaron los 38 cm, como es normal de la laguna cuando encontrar el pejerrey comienzas a cañar y cañar, uno tras de otros con varias sorpresas. En esta zona cuando se corta el pique, ya que al sacar varios ejemplares se hace mucho ruido, lo ideal es levantar el ancla y dejar derivar unos metros.

Fuente: https://www.eldia.com