alojamientos

Complejo La Tranquila
Complejo La Tranquila
(Santa Rosa de Calchines, Santa Fe)

Cabañas Puerto Paraíso
Cabañas Puerto Paraíso
(Itá Ibaté, Corrientes)

Hotel Piedra Alta
Hotel Piedra Alta
(Itá Ibaté, Corrientes)

Cabañas Los Troncos
Cabañas Los Troncos
(Ituzaingó, Corrientes)

Estancia El Desafio (Guillermo)
Estancia El Desafio (Guillermo)
(La Paz, Entre Ríos)

Cabañas Puerto Paraíso
Cabañas Puerto Paraíso
(Yahapé, Corrientes)


guías de pesca

Miguel Eduardo Mazaeda
Miguel Eduardo Mazaeda
(Villa Paranacito, Entre Ríos)

Atilio Martinez
Atilio Martinez
(Victoria, Entre Ríos)

Pesca en Victoria - Luis Zalazar
Pesca en Victoria - Luis Zalazar
(Victoria, Entre Ríos)

 RAPTORPESCA - Esteban Arcidiacono
RAPTORPESCA - Esteban Arcidiacono
(Mar del Plata, Buenos Aires)

Cristian Covacich
Cristian Covacich
(Chascomús, Buenos Aires)

Sr. Juan Carlos Firpo
Sr. Juan Carlos Firpo
(Alejandra, Santa Fe)

Ene
2018

Acero o fluorocarbono ? Mono o Multifilamento?



La union entre el conjunto: caña y reel, y el señuelo esta compuesta de distintos elementos, algunos generan controversias, otros son mas tradicionales, pero todos ellos son importantes.

Este es un tema que parece simple pero no lo es tanto, cuantas veces un nudo mal hecho o no indicado nos deja sin el pescado de tu vida…..muchas. Cuantas veces se abre un mosqueton o se rompe un lider, se corta un …multi muchas, son los mismos nudos para multi o para mono?, estos detalles nos ahorraran señuelos y pescaremos con mucho menos riesgos. 


¿ MONOFILAMENTO, FLUOROCARBONO O MULTIFILAMENTO ?

Si seleccionar la línea de pesca apropiada siempre ha constituido un pequeño gran rompecabezas para los pescadores, en plena era de líneas especializadas, donde las líneas de pesca genéricas cada vez tienen menor cabida, las posibilidades de elegir son aún mayores.

 

 

MONOFILAMENTO

En 1938 los laboratorios Du Pont produjeron una fibra sintética fuerte y elástica a la que llamaron nylon que reemplazaría por completo a la línea de pesca compuesta por seda, lana y algodón.

 

Se esperaba que tuviese un gran éxito en dos ciudades, Nueva York(Ny) y Londres(Lon), en honor a ellas se le puso el nombre a la fibra. Se obtenía y se obtiene por polimerización de un derivado del fenol: ácido adípico y de un derivado del amoníaco, la exametilenodiamina. Los primeros monofilamentos fueron gruesos, frágiles y rígidos, casi imposible de manejar en acción de pesca pero como cualquier nueva invención se fue mejorando y perfeccionando hasta lo que conocemos hoy en día.

 

En 1958, 20 años después de descubrir el nylon, DuPont introdujo las líneas Stren al mundo de la pesca. 

 

Hoy día, dos tercios de las líneas que compran los pescadores son de este tipo. Por lo general, la resistencia a la abrasión y la facilidad para el lanzado de un nylon son propiedades en extremos opuestos de una balanza.

 

Habitualmente, las líneas muy resistentes al roce son gruesas y tienen bastante memoria.

 

Por el contrario, las suaves o dúctiles son mas finas, pero se rompen con mayor facilidad.

 

No obstante, los monofilamentos, a pesar de tener mayor elasticidad que fluorocarbonos y trenzados, hoy día se fabrican a partir de copolímeros en los que varios nylons de diferentes propiedades se juntan para crear líneas de pesca con excelentes propiedades, como una resistencia al nudo excepcional.

 

Se trata de líneas con buen precio y aunque son poco duraderas, funcionan estupendamente en los carretes de casting. 

 

Los monofilamentos actuales exhiben extraordinarias cualidades de resistencia, flexibilidad y manejo, creando pocos problemas en acción de pesca, especialmente aquellos con mayor control de calidad en su fabricación.

 

Aunque aparentemente haya en el mercado multitud de marcas y modelos de monofilamentos en realidad existen pocos fabricantes por lo que es normal encontrar el mismo hilo con dos etiquetas diferentes.

 

Un precio alto no garantiza calidad así que intentaré explicar las características más importantes que debemos tener en cuenta para elegir el hilo adecuado.

 

En las etiquetas de las bobinas observaremos el diámetro dado por el fabricante, casi nunca es 100% real pero en términos generales suelen ser bastante acertados. Saldremos de dudas midiendo el monofilamento con un micrómetro digital o tornillo de Palmer, que tiene una precisión de micras (milésimas de milímetro).

 

A priori algunas centésimas de milímetro pueden no tener importancia a la hora de decantarse por un monofilamento pero si pescamos en lugares que requieren largos lances notaremos esa diferencia en forma de varios metros más o menos. Recordad que con hilos finos realizaremos lances más extensos.

 

 

Resistencia a la tensión, es la segunda característica que nos proporciona el fabricante:

Por ejemplo “0,39mm – 14kg” ó “0,39mm – 14,5kg”.

En teoría elegiríamos la segunda opción pues ante el mismo grosor nos ofrece más resistencia pero en la práctica no subestimaremos la línea más “débil”, la diferencia no es muy significativa y deberíamos tener en cuenta otros factores.

 

 

 

Existe un portal en Internet ( http://www.eftta.com ) que ofrece información sobre las características reales de bastantes marcas y modelos de hilos. Realizan una serie de pruebas en su laboratorio independiente para comprobar la exactitud del etiquetado de los monofilamentos. Algunos resultados son sorprendentes, al parecer menos del 10% de las líneas ponen los datos correctos con respecto a la fuerza soportada. 

 

Si encuentra el sello de certificación de EFTTA en una bobina de hilo puede estar seguro de que los datos proporcionados por el fabricante son reales.

 

La resistencia a la abrasión es un aspecto muy importante a tener en cuenta cuando queramos pescar en zonas con rocas, árboles sumergidos, carrizos, mejillones… o sobre fondos muy irregulares ya que el roce con los anteriores elementos o con una simple loma de tierra puede hacer que nuestro hilo se deteriore hasta el punto de la rotura. Por regla general los monofilamentos suelen tener una buena resistencia a la abrasión.

 

La elasticidad de los sedales puede variar entre unos y otros. Por poner un ejemplo, si a una línea de 6kg le propiciamos un tirón 2,5kg ésta se estirará entre un 10 y un 15%. Si aumentamos el tirón a 5kg estaremos entre un 12 y un 30%. Un hilo demasiado elástico impediría clavar correctamente el anzuelo debido a la amortiguación que produce. Lo ideal es tener un índice de elasticidad medio, ayudará a clavar bien y a mantener el anzuelo en la boca de la carpa sin provocarle daños mayores. El uso de este tipo de sedales es muy recomendado para personas que se inician en la pesca porque serán ayudados sin darse cuenta, por el contrario, con un nylon poco elástico hay que ser muy rápido en el manejo del embrague del carrete para contrarrestar la ausencia de elasticidad y evitar perder capturas.

 

El monofilamento llega a “recordar” su forma cuando guardamos la bobina de nuestro carrete durante largos periodos de tiempo, es lo que se conoce como la memoria. Este aspecto negativo se da más en los hilos rígidos y con poca elasticidad. Provoca que la línea salga en forma de espiral durante el lance y se mantenga del mismo modo sobre la superficie del agua dificultando la fijación rápida de nuestro cebo.

 

Todos los sedales de nylon presentan memoria en mayor o menor medida, por lo que siempre será importante seleccionar uno que tenga la menor posible.

 

Los monofilamentos sin añadir colorantes son de un tono grisáceo mate, es muy difícil encontrarlos “al natural”. Casi todas las marcas los pulen o los colorean usando dos métodos: el primero consiste en añadir el color a los polímeros antes de la fabricación y el segundo en teñir el hilo una vez fabricado sumergiendo en ácido. Tanto el proceso de pulido como de coloreado conllevan a una leve perdida de fuerza en los sedales.

 

Es evidente que los grandes peces ven e incluso perciben las líneas (sino no hubieran conseguido esos pesos) por este motivo siempre intento mimetizar al máximo los aparejos usando líneas de un color similar al fondo de mis lugares habituales de pesca. Podemos encontrar fácilmente monofilamentos en varios tonos de verde, marrón, gris… También he usado hilos camaleónicos de diversas marcas (intercalan diferentes colores por tramos) pero no me terminan de convencer, después de bucear para ver el resultado de la presentación sobre fondos de arena o algas dejan mucho que desear, por lo menos en aguas claras o poco profundas que supuestamente es donde tienen que dar la talla.

 

Recuerdo una vez estando de pesca en época de desove, se veían venir las carpas nadando paralelas a la orilla en grupos, dirección a una colita con poca profundidad. Mi compañero usaba un monofilamento del 0,39mm de color rojo apagado sobre un fondo oscuro y aguas relativamente limpias. Era asombroso ver como 2 metros antes de llegar los peces a la altura las líneas cambiaban de dirección radicalmente haciéndole el arco y tras sobrepasar los hilos volvían a su ruta, de nuevo paralelas a la orilla.

 

Tanto la resistencia a la abrasión, a la tensión y la elasticidad medidas en seco puede variar considerablemente tras sumergir el hilo durante un periodo de 24-48h. Algunos llegan a perder más de un 25% de sus propiedades. Al parecer esta pérdida la sufren sobre todo los monofilamentos que se colorean sumergiéndolos en ácido porque absorben más fácilmente el agua.

 

En los últimos años se está haciendo muy popular el uso del fluorocarbono tanto en la línea principal como para el montaje de bajos. Gracias a su composición refracta la luz de una manera

 

similar al agua haciéndolo casi invisible, es muy resistente a los rayos ultravioleta, aguanta perfectamente el frío y no absorbe agua. Por otro lado su rigidez permite hacer montajes antiexpulsión bastante efectivos. Su densidad es mayor a la de los monofilamentos convencionales, por esta razón se hunde 3 veces más rápido y permanece en el fondo con más estabilidad. En su contra diré que he leído artículos nada alentadores sobre la manipulación del fluorocarbono. Algunos dicen que contiene plomo en su composición y no es recomendable aplicar saliva para lubricar los nudos directamente con la boca ni tampoco apretarlos ayudándonos de los labios. 

 

Otros afirman que contiene componentes potencialmente cancerígenos. El caso es que no se ha demostrado científicamente pero como dice el refrán, cuando río suena agua lleva.

 

Vistas las características más importantes daremos unas recomendaciones para el uso y mantenimiento de los sedales.

 

En portales de Internet, revistas, foros… aconsejan la realización de ciertos nudos para cualquier tipo de hilo, siempre no son los más adecuados y no es correcto generalizar.

 

Mostraremos especial interés en los recomendados por el fabricante, éstos son los que superaron las pruebas de resistencia con mejor nota. Por poner un ejemplo, un nudo en un perrillo con una simple modificación (1 - 2 vueltas más o menos) puede ofrecer una resistencia de entre 200g y 2kg más.

 

Para aquellos que no traen ningún tipo de consejos podemos hacer nosotros mismos las pruebas pertinentes. Una buena opción es empezar con el nudo palomar, quizás no sea el mejor nudo del mundo pero es un todo terreno que ofrece seguridad y confianza.

 

Cuando realicemos cualquier nudo pondremos toda nuestra atención en que las vueltas sean dadas adecuadamente, sin solaparse. Antes de apretar lubricaremos la zona con saliva o en su defecto con algún aceite vegetal y lo haremos lentamente, observando la evolución del nudo para evitar dañar el hilo con estrangulamientos o con “quemaduras”.

 

A la hora de llenar un carrete con hilo nuevo lo haremos con la ayuda del primer tramo de la caña, usando la primera anilla es suficiente.

 

Tras pasar el hilo por esta anilla y con el pickup de carrete abierto daremos manualmente varias vueltas solapadas sobre la bobina hasta fijar el monofilamento sin necesidad de anudarlo. A continuación cerramos el pickup y empezamos a rellenar. La bobina de hilo nuevo la mantendremos en el mismo plano de la caña para que la línea salga correctamente tal y como se muestra en la Fig. A. Nunca debemos dejarla en el suelo ni que salga de cualquier manera como en la Fig. B. También es conveniente ejercer cierta presión para realizar un llenado similar al que haríamos en acción de pesca. 

 

La vida útil de un monofilamento depende del modelo y fabricante pero en nuestras manos está también que ese tiempo se acorte o se alargue. Es muy importante que mientras no se use una bobina la guardemos en un lugar a ser posible fresco, húmedo y donde no llegue la luz a no ser estrictamente inevitable. La luz solar está compuesta, en parte, de rayos ultravioleta que debilitan los polímeros con los que están fabricados los sedales, causando la cristalización de las moléculas que forman el nylon. Es inevitable durante la pesca dejar de exponer las líneas a la luz solar pero trataremos de minimizar la exposición innecesaria de los hilos y de todo el equipo en general.

 

 

Lance tras lance comprobamos que el plomo gira al recoger, esto se produce porque la línea se retuerce sobre si misma y en muchos casos produce enredos indeseados tanto en el carrete como en la puntera de la caña. Es algo que no hay forma de evitar y sólo ocurre en los carretes de bobina fija. 

 

Existe una solución para atenuar este efecto, que a la larga perjudica a nuestro nylon. Realizando un par de lances con los plomos Spin Doctor de Gardner después de cada sesión eliminaremos la torsión y guardaremos nuestras líneas perfectamente hasta la siguiente escapada.

 

Resumiendo, no existe la línea perfecta que reúna todas las buenas cualidades. Un hilo “duro” tendrá una resistencia muy alta a la tensión pero una elasticidad y fuerza al nudo baja. En cambio un hilo “suave” resiste menos la tensión pero es muy resistente al nudo y bastante elástico. Así que dependiendo de la estrategia de pesca que vayamos a realizar buscaremos unas cualidades u otras. Por poner unos breves ejemplos, si pretendemos pescar a largas distancias (200 – 300m) lo ideal será utilizar un hilo duro, poco elástico, para clavar los peces al primer cachete pero si por el contrario queremos pescar a corta distancia usaremos un hilo suave que amortigüe los primeros tirones fuertes y aguanten los nudos.

 

 

FLUOROCARBONO

¿Qué es?

 

El fluorocarbon es un monofilamento que tiene la particularidad de hacerse invisible debajo del agua, además tiene una cobertura especial que lo hace más resistente que el nylon tradicional y duradero ante la fricción con piedras y en contra el filo de los dientes de un pez depredador. Se va mellando, pero lo que se pela es el coating (la cobertura).

 

 

El fluorocarbon fue desarrollado por la marca japonesa Seaguar (que aún existe y es marca líder).

No es nueva, marca tendencia hace 20 años en el mercado de la pesca.

Este producto fue introducido en la pesca con mosca primeramente por marcas innovadoras como Orvis, que ofrecía al público materiales para confeccionar leaders y tippets totalmente invisibles debajo del agua.

El tema con el fluorocarbon es que tiende a hundirse, con lo que es ideal para pescar moscas sumergidas, no tento así moscas secas (en lo que a pesca de truchas se refiere).

Actualmente sigue siendo utilizado ampliamente en la pesca en general y en la pesca con mosca.

En la pesca en general para hacer leaders o bajadas desde el multifilamento hasta la línea, y así pescar invisibles y con resistencia a la abrasión en sitios rocosos (como por ejemplo en La Zona) y en la pesca con mosca para hacer bajadas para pescar tarpones o en este caso en particular para hacer las veces del cable de acero cuando se está tras el dorado.

 

 

Las líneas de fluoruro de polivinilo son de origen japonés.

Gracias a un índice de refracción muy similar al del agua, su visibilidad prácticamente desaparece al sumergirse.

Sin apenas elasticidad, poseen mayor sensibilidad que los nylons convencionales.

Esta propiedad los convierte en útiles con señuelos que se hunden y requieren una especial detección de la picada, tales como jigs o señuelos de vinilo lastrados.

A su vez supone una ayuda a la hora de clavar el anzuelo y permiten utilizar un diámetro mayor en aguas claras o frente a peces presionados.

Ademas, son monofilamentos duraderos y no degradables.

Tienen como principales inconvenientes su elevado precio, junto a cierta rigidez que suele dificultar el lance ( tienden a liarse en carretes de baitcasting que no están perfectamente ajustados ), ya que no son fáciles de domar.

El nudo es otro de sus puntos débiles y es preciso realizar Trilene Knot perfectamente para no tener problemas en ese respecto. Una muestra mas de que no existe la línea de pesca perfecta, que se ajuste a todas las condiciones.

 

 

TRENZADOS Y TERMOFUNDIDOS

Los multifilamentos ( kevlar, dyneema, spectra, etc ) llegaron al mundo de la pesca hace unos años como las líneas de la era espacial.

De hecho, los distintos componentes de esta amplia categoría rápidamente ganaron el nombre de microfilamentos ( tanto trenzados como termofundidas).

Ya antes del nylon, las líneas de dacrón eran las mas populares, pero las superlíneas llegan a ser 10 veces mas fuertes que el acero.

Pese a su elevado precio, su altísima resistencia a la tracción en relación a su diámetro, unida a su nula elasticidad y una durabilidad excelente, las convierten en una opción muy atractiva para muchos pescadores, especialmente cuando se trata de capturar piezas realmente grandes.

Como complemento, también ofrecen máxima sensibilidad, tan necesaria cuando se pesca en aguas profundas.

 

 

Item aparte, es que este tipo de líneas requieren el empleo de nudos específicos.

La parte menos atractiva es su visibilidad (incluso en su variedad crystal ) junto a los problemas que conlleva cada ‘nido de pájaro‘ en la bobina y su elevado precio.

Como todos sabemos, para pescar dorados con mosca, es necesario agregar un cable de acero entre la mosca y el extremo del leader (del tippet).

El cable de acero cumple con el cometido de evitar cortes ante el ataque de depredadores; pero como contraparte, en aguas tansparentes es muy visible (tanto así que en algunos casos producen el rechazo de los Dorados). Otra perla negra del acero es que con un pique o un enganche en el fondo del río tiende a enroscarse como un cable de teléfono.

 

 

El fluorocarbono no tiene estas contras. Se lo ha probado intensamente con muchísimas capturas y prácticamente no se tienen cortes, al menos si un Dorado no supera los 4Kg de peso, habria que probarlo con animales grandes para realmente ver que pasa; pero en dorados relativamente chicos y aguas claras es definitivamente la mejor opción.

 

 

Para pescar dorados de entre 2Kg y 4Kg se ha empleado muchísimo el Fluorocarbon SUFIX de 60lbs - ø,79mm, que si bien es grueso, dentro del agua sigue siendo INVISIBLE !

 

 

Es muy evidente que trabajar con un monofilamento duro y tan grueso para poder anudarlo, es todo un tema, pero con una buena técnica, eso es posible y queda muy bien. 

 

 

Fuente: Extremo Litoral




Newsletter de Pesca Argentina

Dorados en Acción




Inscripción en Guía de Servicios
Pesca en Argentina
Pesca en Buenos AiresPesca en ChacoPesca en Chubut
Pesca en CórdobaPesca en CorrientesPesca en Entre Ríos
Pesca en FormosaPesca en MendozaPesca en Misiones
Pesca en NeuquénPesca en Río NegroPesca en Salta
Pesca en San LuisPesca en Santa CruzPesca en Santa Fe
Pesca en Santiago del EsteroPesca en Tierra del Fuego

PRINCIPAL
Inicio
Contáctenos
Clasificados
DATOS UTILES
Altura de los ríos
Mapa altura de los ríos
Calendario Lunar
GUIA DE SERVICIOS
Guías de Pesca
Alojamientos
BIBLIOTECA
Nudos de Pesca
Especies de Argentina
Galería de Moscas
Dorados en acción
REDES SOCIALES


© 2006-2016 Pesca Argentina - Pesca Deportiva en Argentina | Prohibida la reproducción total o parcial - Todos los Derechos Reservados - Diseño web Grupo Creartel